Sociedades Mercantiles

Datos sobre Índice de Precios de Consumo (IPC). Mayo 2020 (base 2016)

El IPC para la provincia de Sevilla aumenta un 0,08% en Mayo de 2020, en relación al mes anterior, situando la tasa de variación interanual en el -0,63%

 

 

NOTA: La declaración del estado de alarma debida a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 genera un problema sin precedentes en el ámbito del cálculo del IPC, ya que supone que parte de la cesta de la compra no está disponible desde el 15 de marzo. Asimismo, el confinamiento de la población impide que los encuestadores del INE puedan realizar su labor de recolección de los precios mediante la visita a los establecimientos. Por otro lado, dado que el efecto de la COVID-19 en la producción del IPC es común en la mayoría de los países de la Unión Europea, el INE trabaja en colaboración con Eurostat y las oficinas de estadística de los Estados Miembros, con el fin de adoptar medidas metodológicas comunes. Las líneas básicas del nuevo modelo de trabajo se sustentan en 4 elementos fundamentales: la recogida telemática de los precios, la cobertura completa de la cesta de la compra, la estabilidad de la estructura de ponderaciones y la implantación de métodos estadísticos de estimación de precios de los productos no comercializados. En el mes de mayo continúa el estado de alarma y, aunque muchos de los establecimientos comerciales han ido abriendo paulatinamente, esta apertura se ha hecho con restricciones de aforo, por lo que la recogida de precios se ha realizado de nuevo íntegramente por medios telemáticos. Cabe señalar que la mayoría de los artículos incluidos en la cesta de la compra ya era posible adquirirlos incluso en la excepcional situación de confinamiento generada por la COVID-19, además en mayo se han vuelto a poder consumir muchos de los productos que no estaban disponibles para la venta en abril. Sin embargo, aún hay una pequeña parte de los servicios de la cesta que siguen sin estar disponibles para su consumo debido a sus especiales características (espectáculos deportivos, servicios de alojamiento, vuelos o paquetes de viaje). En estos casos, las categorías de consumo de la ECOICOP que representan estos servicios también se han mantenido en el cálculo del IPC, pero sus precios han sido estimados de forma que la tasa anual del IPC general apenas se vea alterada. Por tanto, el IPC de mayo, siguiendo las pautas establecidas por Eurostat, modifica parte de sus tratamientos técnicos para la estimación de los precios, para adaptarse a las necesidades de la nueva situación. Así, para el cálculo del IPC de mayo se han tenido que estimar el 18,6% de los precios, lo que se corresponde con un 21% de la ponderación del índice. La estructura de ponderaciones, que se fija a comienzos de año, también se ha mantenido inalterada. En definitiva, la tasa anual del IPC representa la evolución de los precios de los bienes y servicios disponibles en el mes de mayo, respecto al año anterior. Los bienes y servicios que, por motivo de la COVID-19, no se comercializan no tienen efecto en la misma. El Índice de Precios de Consumo (IPC) es una medida estadística de la evolución de los precios de los bienes y servicios que consume la población residente en viviendas familiares en España.

 

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

Acceso al informe en formato PDF

Acceso al informe en formato XLS